jueves, 28 de abril de 2011

Muchas dudas dejó el fallo del juicio ICE-ALCATEL


Por Carlos Vilchez Navamuel

Este proceso judicial empezó mal y podría terminar con sorpresas en casación, se inició mal porque desde el principio se montó un “show” con uno de los imputados, nos referimos al tratamiento que se le dio al entonces Secretario General de la OEA, y ex presidente de la República Dr. Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, era el año 2004.

Desde su llegada al aeropuerto de Costa Rica empezó el circo mediático aceptado por la Fiscalía General, y aunque regresó por su propia voluntad, no mas se detuvo el avión en el aeropuerto, funcionarios de la OIJ entraron, lo esposaron, le negaron sus derechos, lo expusieron a los medios y lo metieron a la “perrera”.

A esta arbitraria detención, debemos agregar una serie de atropellos y violaciones que se dieron durante el proceso, por ejemplo la información en Sumario fue expuesta a los medios de comunicación, cualquier cosa que ocurría con don Miguel Ángel, aparecía casi de forma instantánea en los principales medios, como si ellos tuvieran acceso directo a la información reservada en ese momento únicamente a los abogados y a los los tribunales, y ahora se sabe con claridad, que fue enviado a la cárcel con una prueba que era totalmente falsa y que nunca se volvió a presentar.

El Tribunal Penal de Hacienda condenó a ocho de los nueve procesados, solamente declararon inocente a Rodrigo Méndez Soto quien se quejó entre otras cosas de haber permanecido 8 meses en prisión. Las condenas varían entre dos y quince años, a tres de ellos se les impuso la cárcel mientras la sentencia queda en firme. La Sala de Casación tendrá la última palabra.

Después de un extenso proceso y de un largo juicio, el fallo dictado por el Tribunal dejó muchas dudas y esas dudas crecieron al ver que esta sentencia estuvo dividida, y que el pronunciamiento se da por mayoría y no por unanimidad.

Las dudas aumentaron cuando el Juez Jorge Camacho Morales, el juez que “salvó” el voto, leyó y explicó de manera puntual cada una de las objeciones que hizo y por las cuales su fallo fue totalmente opuesto al de sus dos colegas con excepción del pronunciamiento que se refiere a las pretensiones económicas de la Procuraduría que fueron denegadas por unanimidad.

Cuando esto ocurre públicamente, las dudas aumentan, los que no somos doctos en la materia y no sabemos sobre tecnicismos legales, no podemos más que dudar de todos y de todo, los argumentos del Juez Camacho Morales parecen ser contundentes, los comentarios de las jueces fueron mas generales, habrá que esperar las conclusiones finales en la siguiente instancia.

Mientras escuchábamos la sentencia de los jueces, la televisión mostraba una cintilla que nos informaba que “el testigo de la corona” José Antonio Lobo, este hombre de mirada esquiva acababa de salir del país. Sin comentarios.

En cuanto al ex presidente Rodríguez, el Tribunal acordó en forma unánime absolverlo de cuatro delitos de enriquecimiento ilícito por duda, y lo condenó por instigar al pago de dádivas. Por su parte, al finalizar el juicio, don Miguel Ángel fue acechado por la prensa nacional y extranjera e hizo unas declaraciones, empezó recordando en detalle el tiempo que lleva defendiéndose, y aprovechó para recalcar una vez más los hechos y violaciones que ha sufrido en este proceso. Entre las cosas que dijo, afirmó; "Lo de hoy es simplemente un paso más en este camino", añadió que la sentencia leída hoy "no explica nada" sobre su culpabilidad, y más adelante añadió "El proceso se termina cuando se termina; ¡apelaremos! Iremos a casación".

1 comentario:

  1. Las señoras juezas del caso ICE- Alcatel que en su voto de mayoría me condenan, dicen textualmente que ellas "no son la boca de la ley". Ello obliga a preguntarse ¿la boca de quien o quienes son?
    Si son su propia boca, estámos de vuelta en los tiempos de la arbitrariedad subjetiva: yo soy el poder y las sentencias son lo que a mi me parece debe ser
    Si son la boca de la prensa y la opinión pública estamos en los tiempos de la demagogia, el mandato sin límites de la mayoría que Aristóteles consideró la más oprobiosa forma de gobierno
    Si son la boca de la institucionalidad del Poder Judicial, se pone el prestigio y el bien de una organización por encima de los derechos humanos fundamentales
    Si son la boca de un interés distinto a la aplicación de la ley al caso particular, han renunciado a impartir justicia
    Si son la boca de alguien en particular, se abandonó la democracia
    La lucha sigue y confío en la sala III con base en la resolución del Sr Juez Camacho que si actuó según la ley
    Miguel Angel Rodríguez E

    ResponderEliminar